3 de septiembre de 2014

dLana... cuando la lana enamora

dLana

Hoy os presento este precioso proyecto, dLana. La  lana como centro, como motor, como inspiración.





dLana*, para l@s que no os conozcan, nos contáis un poco vuestro proyecto, cómo surge, el camino recorrido, los avances, las ganas, las ilusiones, y en qué punto os encontráis?

Con dLana* queremos, de forma humilde, devolver a la lana su alto valor como materia prima. Investigamos dentro de varios campos cómo se comporta y sus posibles aplicaciones.
El proyecto empresarial surge de la necesidad de cambio en varios aspectos en nuestras vidas, tanto laborales como éticos, por lo que iniciamos una investigación en el mundo de las fibras naturales y la moda sostenible. Es en ese proceso en el que la lana nos encontró y nos enamoramos de ella por su historia, sus múltiples usos y su versatilidad como materia prima.
Uno de los primeros sectores en los que hemos empezado a trabajar es el de la artesanía. A raíz de aprender la milenaria técnica del fieltro húmedo de manos de nuestras maestra Astrid de Afieltrarte dimos el “salto” y  nos dedicamos a producir en nuestro taller a la par que seguíamos investigando en la historia de la lana en nuestro país, visitábamos pueblos con tradición de transformación y empezábamos a contactar con ganaderos trashumantes. Desde hace dos años a este momento, no hemos dejado de conocer gente maravillosa, luchadora y fanática de la lana, lo cual nos lleva a seguir adelante, luchando para que esta fibra sea de nuevo conocida y aceptada.
Actualmente, esta es nuestra principal actividad pero también estamos trabajando en diferentes proyectos dentro del aislamiento térmico y acústico. Con el tiempo nos gustaría empezar a tocar las aplicaciones de los derivados de la lana en cosmética, medicina y por qué no, el arte.
Este mes de Septiembre va a ser un mes de mucha actividad y novedades y de ver nacer preciosos proyectos sociales en los que colaboramos y de los que pronto os hablaremos.




La lana: Habláis de la lana como materia prima de alto valor, nos podéis contar resumidamente qué propiedades tiene esta fibra maravillosa?

Por si misma, la lana tiene grandes propiedades, de ellas muchas nos ofrecen ventajas en el mundo textil. Es una fibra natural, renovable y biodegradable; regula la temperatura con su poder aislante a la vez que regula de forma natural la humedad, permitiendo su  absorción y liberación ya sea de la atmósfera o de la transpiración del usuario, proporcionando temperaturas confortables, ni muy calientes ni muy frías. También posee un gran poder de retención de humedad, hasta un 30% de su peso y es una fibra que se puede doblar hasta 20.000 veces sin que se rompa, manteniendo su  poder de elongación, elasticidad y recuperación. Por esta razón los productos de lana se mantienen durante muchos años.
A parte, cabe destacar su poder antiestático el cual hace que no se atraigan las partículas de suciedad ni fijar polvo; sus propiedades antibacterianas por las cuales no retiene olores; así como su capacidad ignífuga ya que la lana es resistente a elevadas temperaturas sin favorecer la combustión, y cuando arde lo hace lentamente sin emitir gases tóxicos, auto extinguiéndose y sin propagar las llamas.

Pero sólo analizando de forma global su ciclo de vida es cuando podemos darnos cuenta de todo lo que ofrece. La oveja es una gran productora de biodiversidad, manteniendo pastos y matorrales allá por donde pasan, ejerciendo una función de prevención de incendios, combatiendo el cambio climático y manteniendo las cañadas por las que circulan convirtiéndolas en corredores ecológicos. Además de todo el factor social que hay detrás de estos animales como la trashumancia y los trabajos derivados, ambos tradicionales.






En el mundo de pañaleo tiene mucha aceptación pues se usa como cobertor (prenda que se coloca sobre el pañal absorbente) en sustitución de los tejidos sintéticos, se utiliza normalmente impermeabilizado (con lanolina). Nos gusta porque transpira más, atrapa menos los olores, por su alta capacidad de absorción sin dar la sensación de húmedo, por ser una fibra natural… En qué situación está la lana merino española??

La lana en general en nuestro país está pasando momentos críticos. De ser una potencia a nivel mundial hemos pasado a considerarla un subproducto casi sin valor que muchas veces ocasiona un problema al pastor tanto de gestión como económico.
En la actualidad, casi el 70% de nuestra lana, sin lavar ni procesar se va al gigante chino. Poca lana se manda fuera procesada y trabajada en el país.
En cuanto a calidades de lana, sabemos que en cuanto a fibras más finas, las merino andan en un intervalo de los 24 a 22 micras, muy pocas bajan de las 22. Aunque es una finura aceptable para el textil, el actual mercado demanda cada vez lanas más finas y ultrafinas lo cual, con las condiciones actuales es prácticamente imposible de conseguir en nuestro país.
Deberíamos de recapacitar por qué existe esta situación del sector lanar en nuestro país, estudiando el cierre de la mayor parte de sus centros de transformación, la disminución progresiva, año tras año, del número de cabezas de ganado ovino y de pastores; y qué debemos hacer para recuperar ese potencial que tanto beneficio ofreció al país años atrás, y que muchas personas sabemos que puede seguir ofreciendo.


¿Hay apoyos, hay continuidad, hay un tejido e infraestructura suficiente como para tener una producción nacional?

La introducción de las fibras sintéticas en los años 90, distintos factores económicos que han afectado al sector ganadero extensivo y trashumante y la actual crisis han mermado mucho la cabaña ovina. Las condiciones de pastores son cada vez más complicadas y el relevo generacional no está asegurado, además de empezar a ser conscientes de las dificultades principalmente administrativas y legales que se encuentran los nuevos pastores que no poseen derechos adquiridos por herencia familiar, por ejemplo. No es positivo ni halagüeño, pero siempre quedan atisbos de esperanza y de resurgimiento. Uno de ellos es la Asociación Ibérica de Pastores Trashumantes con la que colaboramos. En ella se reúnen pastores de toda la geografía para unir fuerzas y defender sus derechos e intereses comunes y poner en valor el gran patrimonio que es la trashumancia frente a las Administraciones y la sociedad en general.
A nivel industrial, quedan reductos de gran importancia tanto en Sabadell, Béjar, Valencia y también otros mucho más artesanales en Val de San Lorenzo o Ezcaray; así como en nuestro país vecino, Portugal, de gran tradición y con similares problemas. Estos actualmente mantienen el peso de la historia y pueden llegar a ser la lanzadera para la regeneración de la industria lanera del país, sin olvidar la necesidad de invertir en innovación y eficiencia en los procesos.


Entre las artesanas y productoras de pañales de tela nacionales sabemos que es muy difícil contar con lana (en fibra, hilo o ya en tejido) nacional, pensáis que se puede recuperar la tradición e impulsar la producción local?

Somos conscientes de que es un momento difícil para este sector y que el cambio precisa de tiempo, esfuerzo y de gran inversión. Es necesario un cambio de paradigma en el mundo de la lana que vaya desde el apoyo a los pastores y ganaderos que cada día se encuentran mayores dificultades para sacar adelante su actividad; a las empresas de transformación y productoras; hasta el consumidor, al cual hay que informar de esta materia para que vuelva a apreciarla por encima de otras. 
Debemos apostar por la vanguardia e innovación, las cuales deben ir de la mano de la tradición para abrir nuevos caminos y reavivar los rescoldos.


¿Qué diferencia hay entre una lana orgánica (con certificación GOTS) y una lana convencional?

La lana orgánica es la que procede de explotaciones ganaderas de producción ecológica a las cuales se les exige que la alimentación del ganado esté certificada con sello ecológico, que no se usen hormonas ni modificaciones genéticas ni pesticidas, y se realice un buen manejo de los rebaños asegurando su salud y bienestar. Esto es lo que mayormente exige GOTS, aunque dentro de la producción ecológica cada país tiene su legislación y ahí es donde hay discrepancias.

En nuestro país, la ganadería extensiva comienza a estar certificada en ecológico y podríamos decir aún más, la ganadería trashumante quizás sea la más ecológica de todas pues aparte de los cuidados ofrecidos a los animales sin ningún tipo de pesticidas, hormonas ni modificaciones genéticas, su alimentación procede de los pastos del campo, las montañas y dehesas donde pacen, viviendo en semilibertad y no confinadas, además de generar un gran valor medio ambiental al entorno como comentábamos antes. Estas son las lanas convencionales de nuestro país y las que adquieren mayor calidad por la exposición a los rigores del clima, que aumenta exponencialmente sus cualidades y resistencia, ejecutando unos cuidados específicos en la gestión de los rebaños, por supuesto.



Por último, donde podemos visitaros y seguir vuestros avances? Gracias y un beso enorme, mucha fuerza y ánimos con vuestro proyecto

Estaremos encantadas de recibir a todas las visitas en nuestro taller, un espacio de trabajo compartido con otras artesanas en La Manual, en pleno centro de Madrid, en el barrio de Malasaña o de forma virtual a través de nuestro blog donde publicamos todas nuestras investigaciones, eventos, y fomentamos la cultura lanar y también en Facebook, Twitter y Pinterest. Esperamos estrenar pronto nuestra web y poder ir, poco a poco, ofreciendo grandes productos de calidad y actividades de diversa índole, todas ellas relacionadas con el mundo de la lana.
Saludos laneros