27 de febrero de 2013

Me gusta mi trabajo

Hay días en los que te levantas, y sabes que el taller te espera, que pasarás unas cuantas buenas horas, es cansado si, pero te preparas con ganas, un buen desayuno, una ducha, ropa limpia y a trabajar, a trabajar en lo que te gusta.
Mis manos están cansadas, sí, los dedos a veces se me quedan muy duros, pero por las noches les doy aceite rico y masajeo para que sigan ágiles, despiertos, fuertes, como una escaladora cuida sus manos.
La ilusión, las ganas de seguir investigando, creando, descubriendo también las tengo que cuidar como a mis manos, para que no se duerman, no se endurezcan, para ello necesito dosis de olas, de nieve, de roca, de martin, de amistades, de mi misma, y de pararme a ver cada detalle de lo que me rodea.
Voy descubriendo más gentes que como yo apuestan por lo local, por lo bien hecho, por el cariño en lo que se hace, que aún a sabiendas de que no es el camino más fácil tal vez si el más interesante y el más fructífero.
Voy rodeándome de buenas compañeras que me ayudan en mi tarea, pues mis manos no dan de sí todo lo que yo quisiera, otras manos sabias, que saben del oficio.. sigo nutríendome del buen saber de las que llevan años, de las que han dedicado su vida al patronaje, a la confección, a la investigación de materiales, tintes...y así voy creciendo. Voy aprendiendo con las mujeres que compran mis productos y me comunican sus opiniones, pues ellas me ayudan a seguir mejorando y aprendiendo.
Encantada de seguir con MARIPURI TIJERITAS, encantada de seguir aprendiendo y de que estéis ahí para compartirlo.